Nueva entrada sobre la obra del gran artista Satoshi Kon. En esta ocasión vamos a hablar de sus últimos años de vida, murió en 2010, a los cuarenta y seis años de un cáncer de páncreas. Enfermedad que saboteó una carrera exitosa a nivel comercial y reconocida por, prácticamente, toda la crítica mundial.

Satoshi-Kon

En el año 2007, la cadena de televisión NHK encargó a una serie de creadores quince cortometrajes de un minuto de duración para usarlos a modo de cortinillas en la pausa del programa Ani-Kuri. El experimento fue todo un éxito y más tarde se publicó en formato dvd recopilando todas las piezas.

(al final del artículo podrán ver cortometraje completo)

oyaho

El destino quiso que Satoshi Kon se despidiera de sus fans con esta pieza de un minuto que, vista con perspectiva y la influencia de la tristeza y la melancolía, resume perfectamente muchas de sus filias y de su gran capacidad evocativa. En la pieza vemos otra chica protagonista con problemas, aquí ligeros: le cuesta levantarse el día después de su cumpleaños. Ante la situación, como muchas de las protagonistas de Kon, se desdobla y el cuerpo queda descansando mientras su doble se prepara para empezar un nuevo día. Acaba con un saludo a todos nosostros, ohayo, buenos días en japonés. Al que escribe este artículo le apetece ponerse ñoño y contestarle al creador con un domo arigato gozaimasu.

La citada enfermedad le sorprendió en la elaboración de un nuevo proyecto, Dreaming Machine. Evidentemente iba a estar producido por Madhouse. Los protagonistas eran dos androides que salían brevemente en Paprika y la intención era cambiar el público mayoritariamente adulto de sus películas anteriores por algo más amplio, se hablaba de un proyecto con influencia del Studio Ghibli. Se han visto algunas imágenes que nos han puesto los dientes largos y, que yo recuerde, han salido hasta tres noticias los últimos explicando la intención de resucitar el proyecto a partir del trabajo de Satoshi Kon. Pero últimamente la cosa se ha enfriado.

Yume_Miru_Kikai_The_Dreaming_Machine_03

Yume_Miru_Kikai_The_Dreaming_Machine_01

Nos despedimos, tenemos pendiente el artículo del último de sus films que vamos a reseñar, Tokyo Godfathers (2003). Repasar toda la carrera del japonés está siendo una experiencia conmovedora y divertida, un artista irrepetible que dejó una gran huella entre sus fans.

Carta de despedida de Satoshi Kon