Yasutaka Tsutsui es un popular novelista japonés de ciencia ficción, por ubicarle en algún lugar, otros hablan de realismo mágico a la japonesa, en fin, es un escritor muy particular que cultiva una prosa particularísima. Libros llenos de humor y violencia que rompen la censura y todas las ideas del lector. Hablamos de censura porque Tsutsui ha luchado contra las mentes biempensantes escandalizadas cuando ataca los clichés machistas y religiosos. Incluso se ha atrevido, en alguna ocasión, a la familia real japonesa. Ahí es nada. El autor llegó a hacer una huelga de hambre para protestar contra las tijeras de los censores.

Entre su obra, la poca que hay traducida en castellano, encontramos especialmente recomendables sus libros de relatos, editados por Atalanta, Hombres salmonela en el planeta porno y Estoy desnudo. La misma editorial publicó, en 2011, Paprika, uno de sus trabajos más populares. Adaptado al manga en varias ocasiones y al anime por (preparen tambores y trompetas) el gran e inigualable Satoshi Kon.

paprika Satoshi Kon

Aquí subtitulada “detective de los sueños“, por si no lo adivinamos al ver el film, la película nos narra las pesquisas para descubrir quien ha robado el PT, un método experimental para entrar en la mente de un paciente y arreglar problemas de ansiedad y otros trastornos. No diremos más sobre su trama, vean y disfruten.

paprika

Con semejante argumento los fans de la obra de Satoshi Kon podrán descubrir rápidamente que es terreno perfecto para el malogrado artista. Es su obra cumbre, tiene el mejor trabajo de edición dentro de una carrera prácticamente perfecta. El ritmo es vertiginoso, una escalada de locura controlada que nos transporta a un mundo de sueño dentro de un entorno trepidante. Un thriller que te deja pegado a la silla.

Es tan barroca, en el buen sentido, que hacen falta varios visionados para encontrarle algún defecto. Quien busque una cierta linealidad, un trama, pensará que, quizás, el director se vuelca en la experiencia artística y se olvida un tanto de ofrecer un argumento, de ofrecer una historia que perdure en la mente del espectador, que sale embriagado por la maestría de las imágenes que ha experimentado. En cualquier caso este párrafo está escrito con espíritu crítico, con la intención de sacarle punta y no parecer unos fans cegatos.

PAPRIKA - SATOSHI KON

PAPRIKA – SATOSHI KON

Una vez más hemos de hablar de la influencia de un film de Satoshi Kon en las sedientas mentes de los productores y directores norteamericanos. Wolgang Petersen (el de Air Force One, sí, pronto olvidó la recomendable Das Boot) intentó la adaptación a imagen real. Sentido aplauso desde aquí para quien arruinó la idea. Pero ahí no queda la cosa, hagan un pase doble, vean Paprika y más tarde Inception (Christopher Nolan) y alucinen con el “homenaje”. Tremendo.