Perfect Blue - Satoshi Kon 1997

Sirva este humilde artículo como carta de amor a uno de los mayores creadores visuales de los últimos veinte años. Satoshi Kon nos dejó pronto. Muy joven. Su herencia lo forman cinco films y una serie de televisión, seis obras maestras de la animación y de cualquier otro formato.

Perfect Blue - Satoshi Kon 1997

Perfect Blue – Satoshi Kon 1997

Vamos a publicar de manera periódica una serie de recomendaciones con su obra de manera cronológica. Hoy hablamos de su primer largo, Perfect Blue, un thriller asfixiante que juega con la mente de su protagonista y con la de todos los espectadores.

Mima es una promesa del j-pop que no acaba de lanzar su carrera y, aconsejada por sus asesores, decide probar suerte en el mundo de la actuación. Su fragilidad hará que poco a poco no sepa distinguir la realidad de sus ilusiones y sus pesadillas, sumado a la aparición de un fan que haría cualquier cosa por ella y una página web que parece saber todo lo que hace y piensa.

Perfect Blue - Satoshi Kon 1997

Perfect Blue – Satoshi Kon 1997

Recuerdo haber visto este film en VHS, con un doblaje horroroso y quedé totalmente impresionado. La sinopsis no le hace justicia, a Kon le sirve como pretexto para jugar con lo que más le gusta: los diferentes planos de realidad. Es un film primerizo, con una animación algo más tosca que su obra posterior pero una edición que ya apunta la genialidad que será en films posteriores. Hay algo novedoso, fascinance, personalmente solo he visto algo parecido en la adaptación al cine de Matadero 5 (George Roy Hill, 1977) en la edición, el corte se realiza mediante un plano detalle o un cruce pero nunca vuelve a al plano anterior, salta a otra realidad, tiempo o estado de sueño. Su forma de contar historias es vibrante por el ritmo que aplica el uso de la elipsis, restando información de relleno y aumentando la cantidad de cortes en cada escena.

PBLUE 4

Perfect Blue – Satoshi Kon 1997

Para entender la trascendencia del cine Satoshi Kon, basta con buscar por la red la cantidad de escenas y planos que han sido “homenajeadas” por el cine norteamericano. Darren Aronovsky ya copia la escena de la bañera en Requiem for a dream (2000) y, más tarde, hizo un remake insípido totalmente descarado en Black Swan (2010). Lo gracioso es que Aronovski tiene los derechos de Blue Velvet, los compró por algo más de 50.000$, pero descartó hacer el remake y luego ha desmentido el fusilamiento. Este tipo  relación entre Hollywood y Japón es insultante, con las hermanas Wachowski y su plagio a Mamoru Oshii o los innumerables atracos a la obra de Akira Kurosawa.

Les recomendamos encarecidamente esta maravillosa ópera prima, con un ritmo endiablado y un argumento adictivo. Enamórense de Mima, la primera de una serie de protagonistas femeninas que, superadas por las circunstancias, nos llevan de viaje por otros mundos. Fascinante y terrorífico cine surrealista que seguiremos recomendando en próximos artículos.

https://www.youtube.com/watch?v=oDKQrDxv_Qw