Strange Behavior (Michael Laughlin)
Strange Behavior (Michael Laughlin)

El cine tiene la metamórfica capacidad de fulminar los límites existentes en los géneros y traspasar sus propias barreras, fundiendo los márgenes donde ha sido creado.

Esto sucede con esta extraña, bella e inquietante obra de principios de los 80 titulada Strange Behavior o también Dead Kids, que el realizador Michael Laughlin creo junto con su compañero de profesión Bill Condon (Candyman 2, Dioses y Monstruos). Esta obra cinematográfica, aunque a menudo pasada por alto, ha dejado una marca indeleble en el género, contribuyendo a moldear la estética y narrativa del cine de terror de la época.

Michael Laughlin es un director y productor norteamericano que cuenta en su filmografía solamente con tres películas. Además de la reseñada en este artículo destacaremos su film de 1983 Extraños Invasores, otra inclasificable obra que mezcla ciencia ficción y terror. Entre sus producciones nos encontramos con la mítica cinta de Monte Hellman Carretera asfaltada en dos direcciones (1971)

Strange Behavior (Michael Laughlin)
Strange Behavior (Michael Laughlin)

Strange Behavior se ambienta en la tranquila ciudad de Galesburg, donde una serie de asesinatos brutales sacuden la aparente tranquilidad de la comunidad. La trama se centra en el personaje de Paul, interpretado por Michael Murphy, un adolescente que se adentra en un oscuro laboratorio donde se llevan a cabo experimentos secretos en la mente humana. A medida que se desarrolla la historia, descubrimos que detrás de los horrores aparentemente inexplicables hay un oscuro y retorcido secreto.

Desde la secuencia introductoria, en la que asistimos al primer asesinato del filme, nos introducimos en una película que se encuentra al margen de los productos de la época. Muy conectada, en cierta manera, con el espíritu del Halloween de John Carpenter. Laughlin crea un universo propio, cerrado, que se autoalimenta a sí mismo y donde las reglas son diferentes. Un universo extraño e inquietante.

A ello contribuye la mesmerizante fotografía de la película, firmada por Louis Horvath, que parece sumergir al espectador en una especie de sueño pesadillesco muy influido por el tono de las cintas de los años 50. Strange Behavior no es una obra de arte del cine pero si que nos encontramos ante un filme de terror diferente y extraño, que aprovecha todos los tópicos de la época para desarrollar y crear una obra inusual dentro del género que no dejara indiferente a ninguno de sus espectadores. Que cada uno saque su propia conclusión y sobre todo que disfrute.

BANDA SONORA

La banda sonora de Strange Behavior fue compuesta por Tangerine Dream, un mítico grupo musical alemán conocido por sus contribuciones a la música electrónica y sus incursiones en la creación de soundtracks cinematográficos. La elección de Tangerine Dream para la banda sonora de la película resultó ser un acierto, ya que su estilo experimental y electrónico encajaba perfectamente con la naturaleza surrealista y psicológica de la trama.

La música de Tangerine Dream en Strange Behavior se convierte en un componente integral del paisaje sonoro. Desde los primeros compases, la banda sonora establece una sensación de inquietud y anticipación. Los sintetizadores y las capas de sonidos electrónicos crean una ambientación única que complementa la atmósfera de misterio y horror que la película busca transmitir.

En muchas escenas clave, la música se convierte en un elemento narrativo, intensificando la tensión y resaltando momentos de suspense. La capacidad de Tangerine Dream para fusionar sonidos electrónicos con elementos melódicos y atmosféricos añade una capa adicional de complejidad emocional a la película. La banda sonora no solo sirve como acompañamiento, sino que se convierte en un personaje más, moldeando la experiencia visual y emocional del espectador.

La elección de una banda sonora electrónica en una película de terror de la década de 1980 también refleja la evolución del género en ese momento. La música electrónica estaba en auge, y su incorporación en películas de terror contribuyó a modernizar el sonido y aportar una sensación de vanguardia al género.

Además, la banda sonora de Strange Behavior ha dejado una huella duradera en la cultura pop. La música de Tangerine Dream ha sido apreciada independientemente de la película, destacando la importancia de la colaboración entre la música y el cine para crear una experiencia artística única.

STRANGE BEHAVIOR – TANGERINE DREAM

EL MAD DOCTOR

La figura del Mad Doctor es un claro homenaje a este tipo de personajes que tanto proliferaron en los años 40 y 50 en las películas de género de Hollywood y también es un punto discordante en la historia que introduce una brutal amenaza en ese idílico mundo. Gráficos asesinatos con el mejor motivo de todos, es decir ninguno. Una antigua venganza late en el fondo de la historia pero, al fin y al cabo, el “leit motiv” es la maldad en estado puro.

El Dr. Le Sange es un científico que está llevando a cabo experimentos secretos en la pequeña ciudad de Galesburg, y su conexión con los crímenes brutales que ocurren en la localidad es uno de los elementos que impulsa la narrativa de la película. Su enfoque en la manipulación de la mente humana y su desdén por las normas éticas y morales lo colocan en la categoría del Mad Doctor.

A lo largo de la película, la presencia del Dr. Le Sange se convierte en un elemento de inquietud constante. Su laboratorio clandestino y sus métodos poco convencionales generan un ambiente de misterio y horror. La película explora la oscura fascinación de Le Sange por desentrañar los secretos de la mente humana y su disposición a cruzar límites éticos en la búsqueda del conocimiento.

La figura del Mad Doctor a menudo representa una amenaza tanto física como psicológica. En Strange Behavior, el Dr. Le Sange personifica esta dualidad. No solo es responsable de los experimentos que llevan a cabo los asesinos en serie, sino que también encarna la amenaza intangible de la manipulación mental y la pérdida de la propia identidad.

El Dr. Le Sange también agrega una capa adicional de intriga a la película al desvelar sus motivaciones y conexiones con otros personajes. Su presencia desencadena revelaciones impactantes que afectan directamente a la trama y a la percepción del espectador sobre la realidad de lo que está sucediendo en Galesburg.

En última instancia, la figura del Mad Doctor en Strange Behavior contribuye significativamente a la exploración de temas clásicos del cine de terror, como la ética científica, los límites de la investigación y la obsesión desmedida. La película utiliza este arquetipo para sumergir al espectador en un mundo donde la línea entre la ciencia y la locura se difumina, generando un ambiente de tensión y horror psicológico que distingue a la película en el género de terror de los años 80.

Strange Behavior (Michael Laughlin)
Strange Behavior (Michael Laughlin)

He de destacar la utilización de diferentes canciones de grupos punteros de la época y esa impagable coreografía en la fiesta a ritmo de Lou Christie – Lightin’ Strikes que te deja boquiabierto en una película de terror. Se ve que el director tenía por aquella época un exquisito gusto musical. Esa misma secuencia termina con el intento de asesinato de una de las chicas de la fiesta y el asesino lleva puesta una máscara de Tor Johnson actor fetiche de Ed Wood.

LOU CHRISTIE – LIGHTIN’ STRIKE

Aunque Strange Behavior no alcanzó el estatus icónico de algunas películas de terror de la década, su impacto se siente en la evolución del género. La película fue pionera en la exploración de la psique humana como fuente de terror, algo que se convertiría en una tendencia importante en el cine de terror de los 80.

Resumiendo nos encontramos ante una película deudora de su época, que podría haberse diluido entre la ingente cantidad de productos terroríficos similares. Pero su historia, su tratamiento y su factura técnica hacen de ella una obra de culto diferente y extraña a recuperar urgentemente.

¿Qué más razones necesitáis para verla?

Strange Behavior (Michael Laughlin)
Strange Behavior (Michael Laughlin)

SINOPSIS

En un típico e idílico pueblecito americano, la vida transcurre tranquilamente, sin sobresaltos, avenidas perfectas con gente feliz. Hasta que una serie de bizarros y sangrientos asesinatos comienzan a sacudir el lugar. No parece haber ninguna conexión entre ellos y todos los cadáveres están horriblemente mutilados. Todo apunta hacia una serie de experimentos sobre la variación de la conducta humana que se están realizando en la universidad de la zona y en los que parece estar involucrado el desaparecido Doctor LeSangue.

POSTERS

TRAILER