Princess (Anders Morgenthaler)

Princess (Anders Morgenthaler)

August y Christine juegan en la parte de atrás del coche, camino de unas vacaciones con sus padres. Los críos juegan y hacen el tonto; August lo graba todo en una súper 8, y su hermana, algo histérica, declara fiesta en los asientos traseros. Un despiste, una curva mal tomada, y la vida de esta familia cambia para siempre.

Así es como comienza Princess de Anders Morgenthaler, una dura y difícil película que nos demuestra que la animación no siempre es un genero para niños.

LA FAMILIA CHRISTENSEN

Pasan los años. Vemos a August y Christine de adolescentes, huérfanos, en busca de unos días de asueto y cachondeo. August es introvertido, sigue grabando todo con su vieja cámara (La cámara); Christine vive atenazada por los recuerdos y los camufla a base de desmadres y una actitud hacia el sexo no muy adecuada en una cría de 14 años. Pero August está allí para protegerla, o eso quiere él. Un día llega el noviete de Christine, Charlie, un tipo mayor con ideas turbias.

La idea de Charlie: utilizar a Christine para hacer una cinta porno con el casero gruñón. August se niega, pero le deja la cámara a Charlie. En ese preciso momento su vida, apenas recompuesta y remendada con los débiles hilos de la supervivencia, se precipita al vacío.

Años después. August es un sacerdote con dudas, Christine una estrella del cine porno. Se han distanciado, ya no se hablan desde que Christine dio a luz y arrojó su vida por la borda. Un mal día A. recibe la llamada: su hermana está muerta, y su sobrina vive en un burdel. ¿Qué piensa hacer?

Pués lo correcto, rescatar a la cría y darle una educación. Pero no es tan fácil. August quiere que todas las películas de su hermana desaparezcan y los responsables de las mismas se ríen de él. August tiene paciencia, no mucha, y la poca que le queda se va al traste cuando descubre que su sobrina (5 años) ha sido víctima de abusos sexuales. August quema el alzacuellos y decide hacer las cosas a su manera: con violencia.

Princess - Anders Morgenthaler

Princess – Anders Morgenthaler

AUGUST Y MIA

Me imagino la sorpresa que os estaréis llevando al leer esa sinopsis y verla asociada a una película de animación como Princess de Anders Morgenthaler, europea para más señas. Sobre todo los que, como yo, no conocían esta enorme joya del cine de animación. Bueno, animación y mucho más.

¿Y cómo llegue a ella? Fácil, viendo una tarde ese ejercicio fascinante (y tremendamente irregular) que es THE ABC’S OF DEATH, una selección de 26 cortometrajes/segmentos a cargo de los más prometedores directores de terror del panorama internacional.

Dentro de ese popurrí me encontré con “KLUTZ”, un simpático corto de animación realizado por un desconocido (para mi) Anders Morgenthaler que, horas después, me llevo a rastrear internet en busca de algo más. Y así me encontré, entre un buen número de cortos y series para la televisión danesa, con esta película que literalmente devastó mis dudas iniciales y me dejó temblando ante semejante despliegue de buenas ideas y mejores intenciones.

La cruzada de un sacerdote contra la industria del porno le sirve a Morgenthaler no solo como vehículo para denunciar la lasitud de las autoridades nórdicas respecto a la industria del sexo, si no que también es una paleta virgen en la que poder experimentar con las convecciones de un género tan restrictivo como es el de animación. A la vez que con trazo sencillo dibuja unos personajes que viven al borde del abismo, el director lo complementa con unas sorprendentes y muy efectivas escenas grabadas en súper 8 ( con las que ya había experimentado en su corto Wulffmorgenthaler, 2005), las cuales le sirven para darle más peso a la historia, hacerla más creíble y contundente.

Escenas de su pasado, del infierno de la hermana, de la debilidad de él, de su traición. Esa mezcla de imagen real y animación, amén de innovadora y arriesgada, sea probablemente la única forma de contar una historia como la de PRINCESS. Y desde luego una muestra más de que no todo es Disney, de que la animación es un género con el que se pueden contar historias que no estén ceñidas sólo al ámbito de la fantasía y lo infantil.

Mientras buscaba algo más de info sobre la película me encontré con una mezcla variada de reseñas en las que criticaban ese formato mixto de dibujo e imagen real, la violencia explícita de la que hace gala y cierta falta de verosimilitud en la historia. Personalmente no estoy de acuerdo con esas críticas, no con las que se sorprenden por su innovación o el citado uso de la violencia. Creo que son el punto fuerte de la película. Con lo que sí coincido es con los que criticaban el cinismo de la venganza de August, con su supuesta condena del mundo del ceño y la violencia mientras él no duda en llevarse a su sobrina en su particular cacería de los malos. ¿Qué clase de mensaje es ese en el que alguien que vela por la inocencia de una niña le enseña como reventarle la cabeza a un tipo con una barra de hierro? Dudoso como poco.

Como curiosidad os comento que esta película está disponible en español gracias a CAMEO. Así que, no hay excusas.

TRAILER

🎬 Puntuación de El Primo