Stopmotion (Robert Morgan)
Stopmotion (Robert Morgan)

Desde el principio de los tiempos el ser humano ha tenido un cierto rechazo y miedo hacia la imitación de la forma humana, hacia las representaciones de nosotros mismos de mamera artificial. Ciertas estatuas de la antigüedad, los maniquíes, los muñecos de ventrílocuo, las marionetas. En este caso este miedo o fobia se denomina Automatofobia o Pupafobia, y en la actualidad, con los nuevos avances en robótica y androides tenemos el termino del Valle Inquietante para agrupar esa aversión de los humanos hacia estas entidades no humanas. En el cine nos encontramos con varios ejemplos que representan estos miedos, y sobre todo en el genero de terror y fantástico, películas como Magic (1978) de Richard Attenborough, Pin (1988) de Sandor Stern, la archifamosa Muñeco Diabólico (1988) de Tom Holland, y ya dentro de la serie B la saga de Puppet Master de la productora Full Moon. Pero son cineastas como Jan Švankmajer o los Hermanos Quay los que han elevado este subgénero con muñecos o marioentas utilizando la técnica de stop motion a la categoría de arte, en una experiencia audiovisual muy siniestro y catártico. En esta categoría podemos incluir al director y animador Robert Morgan, del cual os presente sus dos cortos The Cat With Hands y The Separation y que ahora ha realizado su primer largometraje, Stopmotion.

En el oscuro y retorcido mundo del cine de terror, Stopmotion emerge como una joya inquietante y perturbadora. Esta película nos sumerge en un abismo donde las marionetas cobran vida y los demonios acechan en las sombras. La técnica de animación stop-motion es el corazón de la película. Morgan nos sumerge en un mundo meticulosamente construido, donde cada movimiento de las marionetas es una danza macabra.

Stopmotion no se limita a los sustos convencionales. El verdadero terror se encuentra en la mente de Ella. La cámara se adentra en sus pensamientos, revelando sus miedos más profundos. La música, compuesta por Lola de la Mata, es una sinfonía de inquietud que se enreda en nuestros nervios. Cada chirrido de las marionetas, cada sombra en la pared, nos hace temblar.

Morgan, obsesionado con la dualidad de la vida y la muerte, comenzó a explorar la técnica de animación stop-motion. La idea de dar vida a marionetas en la pantalla lo atrapó. Quería crear algo que trascendiera los límites de lo convencional, algo que se arraigara en la mente del espectador como una pesadilla recurrente.

STOPMOTION ESCENA

Morgan es un devoto del cine de terror clásico. Sus influencias se entrelazan con las sombras de directores como David CronenbergJan Švankmajer y Tim Burton. La atmósfera opresiva de Videodrome, la obsesión por lo grotesco en Alice y la estética gótica de Eduardo Manostijeras se filtran en las venas de Stopmotion.

Pero Morgan no se limita a imitar. Él crea su propio lenguaje visual. La película es un homenaje a los maestros del horror, pero también es una declaración de su singularidad. Las marionetas, con sus ojos vacíos y sus cuerpos deformes, son un reflejo de la fragilidad humana.

El set de Stopmotion fue un mundo en miniatura. Cada marioneta, cada escenario, se construyó meticulosamente a mano. Los movimientos de las figuras eran coreografiados con precisión, como un ballet macabro. Las cámaras capturaban cada detalle, desde el temblor de los hilos hasta la expresión en los diminutos rostros.

STOPMOTION ESCENA

Stopmotion es una experiencia cinematográfica profundamente perturbadora y absolutamente fascinante. Entre las marionetas deliciosamente repulsivas, la actuación central estelar y el diseño de sonido impecable, Morgan ha creado una obra maestra del horror. No es para los débiles de corazón ni para aquellos que buscan sustos fáciles. Es un viaje a lo desconocido, donde las marionetas nos guían hacia la oscuridad.

En resumen, Stopmotion merece un lugar especial en el panteón del cine de terror. Su singularidad y su capacidad para perturbar nos recuerdan que el arte puede ser hermoso y aterrador a la vez. Así que, si te atreves, adéntrate en el mundo de las marionetas y descubre qué secretos ocultan sus hilos.

SINOPSIS

Stopmotion sigue la historia de Ella, una talentosa animadora de stop-motion que lucha por controlar sus demonios internos tras la pérdida de su autoritaria madre. La relación entre madre e hija es un hilo tenso que se desenreda a través de las marionetas que Ella crea en su estudio. Pero estas no son simples figuras de plastilina; son portadoras de secretos oscuros y deseos reprimidos.

TRAILER