Los Senderos del Odio (Damian Nenow)
Los Senderos del Odio (Damian Nenow)

Hoy te recordamos unos de los cortos de animación más impresionantes que se han realizado hasta el momento, Los Senderos Del Odio (Paths of Hate) dirigido por Damian Nenow.

Su autor lo define de esta manera “La lucha. Su escala o la ideología que está detrás de ella son irrelevantes, no importa si se trata de dos personas o de un millón. Sólo queda una cicatriz – las huellas sangrientas del camino del odio… “Paths of Hate” es un cuento corto de animales, que permanecen en un profundo letargo en el alma humana y que los empuja hacia el abismo del odio ciego, la rabia y la ira. Abismo que lleva a la inevitable destrucción y a la aniquilación.”

Este sobrecogedor cortometraje de animación ha sido merecedor de premios tan importantes como 2011 – Festival de Annecy: Premio Especial del Jurado, Premios Annie: Nominado a Mejor cortometraje, Oscar: Preseleccionado en la categoría “Mejor cortometraje de animación”

EL DIRECTOR

Graduado en la Lodz Film School, Damian Nenow comenzó muy pronto a llamar la atención con sus cortos (especialmente “The Aim”, 2005) y su particular estilo de combinar efectos en 3D y viñetas al más puro estilo cómic. A partir del anterior corto la carrera del joven director no ha hecho más que subir como la espuma. Sus ulteriores cortos fueron recibiendo premio tras premio (sin olvidar una recreación virtual de la ciudad de Warsaw durante la II Guerra Mundial que levantó más de una ceja ante su atrevimiento y exquisitez técnica), hasta llegar a su último trabajo, el que aquí nos ocupa, que llegó a estar en la lista de nominados para los Oscar de 2010. Actualmente prepara su debut como director de largometraje, un proyecto que también combinará el 3D con imágenes reales.

EL CORTOMETRAJE

El director nunca lo ha desmentido, lo que no significa demasiado, pero hay una anécdota apócrifa de la II Guerra Mundial que ilustra muy bien el argumento básico del corto: La de un piloto ruso que tras perseguir y derribar un caza alemán aterrizó, se acercó a los restos del avión caído y, al comprobar que el piloto aún respiraba, le asfixió con sus propias manos… La idea del corto es muy similar: dos pilotos que se persiguen incansablemente entre los riscos de una cadena montañosa, sin pausa y sin tregua. Arriesgando sus vidas, agotando la munición y el combustible, hasta que sólo quedan los dos soldados, frente a frente. Y el odio florece y estalla como una flor cruel y venenosa.

VALORACIÓN

Visual y técnicamente el corto es sencillamente perfecto, o por lo menos a mí no se me ocurre ningún defecto, y en cuestiones de verosimilitud ni me voy a tomar la molestia de entrar. Lo que queda es una historia basada en el odio como fuerza motriz, como gasolina que todo lo arrasa y que convierte a dos seres humanos en “monstruos” con un único objetivo: odiar MÁS. El escenario y la trama quedan en un segundo plano, lo que permanece es esa furia ciega e (i)rracional que, poco a poco, va alcanzando un clímax brutal que nos deja con la sensación de que han tocado una parte muy sensible de nuestro ser, que nos obliga a considerar cómo tenemos de controlado nuestro propio odio. El único pero que le pongo es la horripilante canción con la que adorna ese final, pero horripilante de verdad.

EL CORTO

🎬 Puntuación de El Primo