El Exorcista BSO - Lalo Schifrin (Poster por JohnnyMex)

El Exorcista BSO – Lalo Schifrin (Poster por JohnnyMex)

Un frio Enero de 1949 la vida del joven Roland Doe, nombre ficticio, y de su familia cambiaría radicalmente cuando en el dormitorio de su abuela un cuadro que representaba a Jesús apareció torcido y se movía convulsamente como si alguien golpeara ferozmente detrás de la pared. Sería el comienzo de una serie de extraños fenómenos que terminarían con la posesión de Roland por un ente maligno y el intento de exorcismo por parte del Padre Albert Hughes y una congregación de sacerdotes jesuitas.

El escritor William Peter Blatty oyó hablar de esta historia mientras estudiaba en la Universidad de Georgetown dirigida por sacerdotes jesuitas. Este fue el germen de su celebérrima novela El Exorcista publicada en 1971.

Tres años más tarde el realizador norteamericano William Friedkin crearía la adaptación de la novela a la pantalla grande con guión del propio Blatty. La película se convertiría en una de las más famosas, dentro del género de horror, aterrorizando a miles de espectadores en diferentes épocas. Su estreno tuvo una gran acogida por parte del público y es considerada como una de las mejores dentro de su categoría.

LA BADA SONORA ORIGINAL

Gran parte de este éxito se debe al tratamiento realista con que el realizador norteamericano dota a la cinta, ese realismo convierte los momentos más irreales del film en puro terror que nos golpea y atenaza sin posibilidad de evasión posible. Y por supuesto esta la canción de Mike Oldfield, Tubular Bells, que Friedkin eligió para la banda sonora y que ha quedado indeleble en nuestras mentes asociada al horror de la película.

El realizador se encontraba buscando algo de música en el departamento de grabación de la Warner entre los montones de sellos y álbumes que la compañía poseía. Por casualidad Friedkin escucho el comienzo de Tubullar Bells y enseguida comprendió que esa tenía que ser la melodía elegida para ilustrar su película. Cuando Mike Oldfield se enteró no le hizo mucha gracia que su canción estuviera indeleblemente unida a un film de ese tipo. Pero como el propio director manifestó “Lo siento, es como Romeo y Julieta, esas dos cosas están unidas”. Y así es como canción y película quedarían enlazadas para la eternidad.

Los temas que componen la BSO original son los siguientes:

  1.  Iraq
  2. Georgetown/Tubular Bells
  3. Five Pieces For Orchestra, OP10
  4. Polymorphia
  5. String Quartet
  6. Windharp
  7. Night Of The Electric Insects
  8. Kanon For Orchestra And Tape
  9. Tubular Bells
  10. Fantasia For Strings

Lo que muchos desconocen es que antes de que el director eligiera el tema de Oldfield y una mezcla entre temas clásicos de la BSO original compuestos por autores como Krzysztof Penderecki, George Crumb, Jack Nitzsche y Steve Boeddeker existió otra banda sonora que fue compuesta por un reconocido autor contemporaneo.

Esta es la curiosa e intrigante historia de la bso frustrada de El Exorcista.

LA HISTORIA

En un principio el director William Friedkin iba a contratar al famoso compositor de Hitchcock, Bernard Herrmann, pero las exigencias de este hicieron que se decantara por el argentino Lalo Schifrin.

Su primera tarea fue poner música a un tráiler promocional de seis minutos (que podéis ver al final de la entrada) sin embargo era tan terrorífica que los ejecutivos de la Warner la rechazaron.

En palabras de su autor, “La gente que vio el tráiler rechazó el film. Las escenas eran muy fuertes, aterradoras, y algunas personas fueron incluso al baño a vomitar el tráiler era estupendo, pero la mezcla de esas imágenes con mi música asustó al público”.

Pero este no fue el fin para el compositor ya que la Warner comunico a Friedkin que podría seguir en el film si suavizaba el tono, pero esto jamás llego a oídos del argentino. “Estoy seguro de que fue deliberado. Tuvimos un incidente en el pasado y creo que quería venganza” comenta Schifrin. Por todos es sabido el mal carácter del realizador y su tiránica personalidad que afectaba a todos y Schifrin no iba a ser una excepción. Su mala relación hizo que el director pasara de comentarle las exigencias del estudio con lo que el argentino entrego una banda sonora en la línea de la música del tráiler y por supuesto el estudio la rechazo fulminantemente.

Al final esta maravillosa y terrorífica música se perdió quien sabe dónde y todos perdimos con esta errónea decisión. Por suerte hoy la recuperamos gracias a youtube.

🎬 Puntuación de El Primo

LA BANDA SONORA FRUSTRADA

EL TRAILER ORIGINAL

LAS RECCIONES DEL PÚBLICO