El Ritual (David Bruckner)

El Ritual (David Bruckner)

Seguramente no hace falta que te diga que, para realizar una película, hace falta la colaboración de mucha, mucha gente. Y aunque parezca que la autoría final de la misma es gracias a la persona cuyo nombre aparece bajo el rotulo de director, esto en mi humilde opinión no es así. Ese director no podría hacer la película sin el guionista, el montador, el cámara, los ayudantes de producción, los eléctricos o los encargados del transporte y sobre todo sin un productor económico que ponga la pasta. Sobre que te diga que además es algo muy caro y, por desgracia poca gente puede acceder a realizar una película con unas ciertas garantías estéticas, técnicas y argumentales. En este sentido la irrupción de plataformas online de películas de streaming, como la que nos ocupa hoy Netflix, y su política de producción de material propio, ha posibilitado que un mayor número de creadores tengan acceso a materializar su película. Y eso es lo que ha pasado con El Ritual, película de terror con cierto regusto ancestral que Netflix ha producido en el Reino Unido y que está dirigida por el realizador David Bruckner, al que seguramente ya conoceréis de otras producciones del género como Southbound o V/H/S.

En El Ritual nos encontramos antes una película de terror psicológico con muy buenas intenciones pero que no llega a buen puerto, lo cual no significa que te encuentres ante una obra fallida. Ni mucho menos, es lo que yo denomino serie B actual. Son como aquellas películas de los 80 y 90, realizadas con muy poco presupuesto pero con muchas ganas y de las que siempre sacabas algo de provecho, aunque solo sea un buen rato delante del televisor.

En esta ocasión David Bruckner ha dirigido la adaptación de la novela de Adam Nevill, con el mismo nombre, con buen pulso. Tenemos una buena puesta en escena, una magnifica fotografía que aprovecha al máximo los impresionantes bosques rumanos haciéndolos pasar por el norte de Suecia. Completan el conjunto una excelente banda sonora de Ben Lovett y un diseño de producción que inevitablemente, junto con la historia, te recordará a El Proyecto de la Bruja de Blair.

En mi humilde opinión El Ritual falla a la hora de presentarnos a sus personajes, sus miedos, sus fobias y hacer que nos identifiquemos con ellos. Son demasiado maniqueos, sin interés en sí mismos ni en lo que les pase. Si bien es cierto que Rafe Spall nos ofrece una buena interpretación, sobre todo en la media hora final de la película.

Por otro lado la interesante mitología escandinava que sirve de placenta creativa para la parte más oscura de la cinta, no tiene tiempo a desarrollarse correctamente, dejándonos con la miel en los labios y con ganas de saber más. El director apuesta todas sus fichas a los 30 minutos finales, y aunque no decepciona, el camino ha sido demasiado largo para resolverse en tan poco tiempo.

En definitiva, El Ritual es una disfrutable película de terror psicológico que no es perfecta en su conjunto pero sabe aprovechar al máximo la libertad creativa que Netflix concede a todos los creadores de sus últimas producciones. Y está el aliciente de llegar a un ingente número de personas. Eso siempre es un plus, y más hoy en día.

🎬 Puntuación de El Primo

SINOPSIS

Cada año un grupo de amigos realizan un viaje juntos para conmemorar su amistad y divertirse juntos. Un terrible hecho hará que viajen a una aislada zona del norte de Suecia donde se encontrarán con una presencia ancestral que pondrá sus vidas en peligro.

TRAILER