13 Muestra Syfy de Cine Fantástico
13 Muestra Syfy de Cine Fantástico

13 Muestra Syfy de Cine Fantástico

EXT. MADRID / PALACIO DE LA PRENSA – NOCHE

Falta más de una hora para que dé comienzo la 13 Muestra Syfy de Cine Fantástico y la cola da la vuelta al edifico del Palacio de la Prensa, todo un signo del éxito que está teniendo esta nueva entrega de la muestra, y es que este año los chicos de Syfy han apostado fuerte y la programación incluye algunos de los films más interesantes del año pasado.

The Invitation es la encargada de dar el pistoletazo de salida, un film con el que la directora independiente Karyn Kusama, que vendió su alma a la industria de Hollywood, ha querido redimirse ante ella misma. Las buenas críticas y la concesión del máximo galardón en el último festival de Sitges hacían proveer una buena y terrorífica velada.

Pero no fue así, y por supuesto que es una opinión personal y subjetiva, The Invitation no es una mala película, al contrario es un buen ejercicio de estilo pero que en absoluto merece todos los laureles adjudicados y menos el galardón de Sitges, pero claro los miembros del jurado también tienen sus opiniones personales.

The Invitation (Karyn Kusama)

The Invitation (Karyn Kusama)

La película empieza muy bien, tiene un estilo visual austero, con un montaje crudo y directo que le va como anillo al dedo a la historia. A destacar, por supuesto, las excelentes interpretaciones de todos los actores, que a mi parecer son los que salvan el film en su conjunto. Pero el guion no da mucho de sí y lo que podría haber sido un excelente corto o mediometraje se convierte en un tedioso largo que tarda más de una hora en arrancar. La directora lleva (maneja) al espectador de un lado a otro dando pequeñas pistas engañosas que son trozos de un pastel que luego al comerte resulta que no estaba tan bueno como pensabas y que en ocasiones son infantilmente evidentes y confusas.

Y es que Karyn Kusama falla a la hora de dosificar la tensión, manejar el ritmo y sobre todo implicar y sorprender al espectador. Se lo juega todo en la última escasa media hora final, directa y cruda si, y con unas buenas y explicitas escenas de violencia, pero sabe a poco, muy poco, y llega demasiado tarde. Es como si montas en una montaña rusa que es todo rectas y las subidas y bajadas duran solo un puto minuto.

Otro problema, a pesar de las buenas interpretaciónes, es que en ningún momento puedes identificarte con nadie, ni victimas ni verdugos, y eso hace que te alejes emocionalmente de la historia, una historia dura y seca que se queda totalmente en la superficie, toda una pena.

Aun asi agradecemos a Syfy el haberla programado y animamos a la directora a seguir por esa senda, seguro que en próximas obras veremos relucir el talento que la hizo famosa como en su excelente debut Girlfight.