El ataúd de cristal (Haritz Zubillaga)
El ataúd de cristal (Haritz Zubillaga)

El ataúd de cristal (Haritz Zubillaga)

🕒 3 min | 💬 Crítica

Desde mi humilde opinión el género de terror esta bastante estancado en nuestro querido país. No hay historias que sean lo suficientemente interesante y a la vez rezumen humildad y amor por el genero a partes iguales. Hacia algún tiempo que había oído hablar sobre la existencia de la ópera primera del director vasco Haritz Zubillaga, El ataúd de cristal, una especie de thriller de terror minimalista ambientado exclusivamente en el interior de una limusina.

Tras su visionado lo que me encontré fue una poderosa historia contada desde las entrañas de una criatura a la que le gusta el cine, pero tanto que no duda en quitarle la piel, dejarle expuesto al sol, el viento y la sal que muchos otros supuestos creadores evitan. El ataúd de cristal es una visceral película de terror que va directa a tus pupilas, pero también es una feroz critica al sistema que la engendra, al entorno donde todos los sueños de celuloide y los bits digitales crean nuestros propios sueños imposibles de alcanzar. Es una terrible oda al pasado que nunca muere y que siempre esta acechando tras la puerta, esperando el momento justo para volver y destrozarnos por todo lo que hicimos, por todo lo que dejamos de hacer.

Haritz Zubillaga ha creado una impactante cinta que nos remite a las entrañas mas oscuras de gente como Brian de Palma o Dario Argento, con unas gotas de David Fincher y algo del Hitchcock más sádico. Zubillaga no inventa nada nuevo, pero su criatura, como la del doctor Frankenstein, es una vigorosa pieza visual que no puedes de dejar de mirar. Uno se siente como Alex DeLarge, el ominoso protagonista de La Naranja Mecánica, cuando es sometido a la terapia en la que debe de observar una serie de imágenes, mezcla de horror y placer.

Desde el punto de vista técnico El ataúd de cristal destaca por su cuidada y estilizada fotografía que sabe aprovechar al máximo todos los aspectos elementales del filme, apoyado por un portentoso montaje y una banda sonora difícil de olvidar. Todos ello hace que el reducido espacio de la limusina se asemeje a la Casa Belasco, reflejada en la magnífica película La Mansión del Infierno de John Hough, que adaptaba una novela de Richard Matheson.

Por supuesto no me olvido del gran y demoledor trabajo de la actriz protagonista Paola Bontempi. Un tour de force apto cardíacos y que hará las delicias de los espectadores más sádicos.

El ataúd de cristal ha recibido el apoyo moral y económico de la productora Basque Films, lo que ha permitido a su director y a su coguionista Aitor Eneriz (excelente trabajo) llevar a buen puerto esta pequeña joya del terror patrio, con un presupuesto reducido, pero con muchas ganas y con mucha pasión, y eso se nota. La película, según su director, es una continuación de dos de sus anteriores cortos titulados She’s lost control y Las horas muertas, los cuales seguramente os mostrare por aquí.

Ya, por último solo me queda por decir, ¡bravo!

🎬 Puntuación de El Primo

SINOPSIS

Una exitosa actriz de cine va a recibir, esta misma noche, el premio definitivo que reconoce toda una vida dedicada el séptimo arte. Una elegante limusina negra la recoge enfrente de su casa para llevarla a la gala. Sin embargo, Amanda no sabe que dentro de esa limusina le espera un inferno en la tierra. Esta noche deberá interpretar el papel de su vida y enfrentar a un infierno en la tierra. Un paso que regresa para golpearla en lo mas profundo de su corazón.

TRAILER